viernes, 3 de agosto de 2012

Por ti "Valeria"



"Valeria", las dos sabemos cuál es tu verdadero nombre, las dos sabemos que si hubiéramos entablado conversación vía email habríamos llegado a ser grandes amigas.
Yo no puedo cargar de nuevo en menos de un año con otra desaparición de un ser querido con el que ni siquiera he hablado. Yo necesito hablarte, escribirte, escuchar tu voz… necesito que me des señales de vida aunque quizá con poco aliento.
Imagino que si me has escrito ese comentario es porque ya sabes que realmente no hay ya solución para tu problema, ya las ganas de luchar se han esfumado… pero yo no quiero que dejes de luchar.
Soy egoísta sí.
Escribo esto a mano, en mi libreta de Croacia, en el tren de vuelta a casa… he estado unos días en Madrid y sí, he estado ocho días de viaje en otro país, de vacaciones.
Quiero contarte todo por lo que estoy pasando en estos últimos meses. Quiero que por lo menos te vayas con una sonrisa en la boca por ver lo feliz que soy, porque sé que eso te alegrará porque te preocupas por mí. Quiero que sepas en lo que me he convertido después de tanto luchar.
… Contengo las lágrimas porque voy rodeada de personas desconocidas.
Deseo abrazarte. De hecho, Valeria, quiero ir a verte antes de que todo se termine si tú me lo permites. Que más te da llorar… habrás ya llorado mucho pero es ahora cuando yo quiero llorar contigo, las dos juntas. Aunque sea un viaje de ida y vuelta en el mismo día… No quiero perder la oportunidad de verte y más estando tan cerca de aquí.
No tengo coche pero existen los trenes, los buses… lo que sea.
Puede sonar muy egoísta pero quiero y necesito contarte todo lo que me está pasando, quizá mis sonrisas te ayuden de alguna forma, veas algún tipo de luz. Quiero ayudar de alguna manera.
Leí tu comentario acompañada por una persona que prefirió dejar de leer casi desde el principio… yo pensé que alguien se estaba riendo de mí, parecía una broma del diablo. A esa persona se le pusieron los pelos de punta y no quiso seguir leyendo esas grandes palabras que tú me escribiste. Y que yo sin duda copiaré e imprimiré para colocar en un marco en mi nueva habitación, si puede ser junto a una foto de las dos juntas.
Quiero enseñarte mi nueva casa, mi nueva cama, mis nuevos sueños.
Supongo que te habrás dado cuenta de que aunque no escriba tanto todo va viento en popa. Imagino que todos cambiamos con el paso del tiempo sino qué aburrido sería todo ¿no? Sin evolucionar…
Sin soñarlo ni esperarlo un 19 de abril marcó un antes y un después en mi vida… Para bien o para mal lo que sucedió ya ha marcado mi historia.
En los últimos tiempos, de hecho, todo han sido cambios en mí y a mi alrededor, cambios que he ido aceptando a pesar de lo difíciles en muchas ocasiones que han sido, con alegría.
Y ahora, de vuelta de Croacia, un viaje que ha hecho que siga avanzando, leo tu mensaje y algo se me resquebraja por dentro. Y no sé qué hacer ni hacia donde tirar.
Sé que tengo que sonreír pero no lo consigo. No puedo creer lo que he leído…
Y por eso necesito verte, no considero ninguna otra opción. Necesito saber de ti. No quiero que te vayas sin haberme visto. No puedo. No puedes.
Por eso te escribo esto, porque a mí no me importa que seas o no importante para el resto de la bloggosfera, el caso es que lo eres para mí. Quiero tu teléfono, necesito oír tu voz y quedar en vernos… no me niegues ese privilegio por favor.

Con auténtico cariño.

2 comentarios:

Mareas. dijo...

Dios mío, qué sentimiento, que canto hacia la amistad y la verdadera esencia, la voluntad por la vida.
Espero que conozcas a Valeria y disfrutes de algún momento con ella.
Eres sensacional.
Un besote.

inma dijo...

No se quien es Valería, pero esa sonrisa que jamás la pierda y tú tampoco.... que sepas que con lo que has escrito, me quito el sombrero.... lo que has transmitido... se me ha revuelto el cuerpo, pero a la vez, me ha gustado ver como estas por esa persona.... y esa persona que deje que la acompañes... un beso muy fuerte para las dos