lunes, 2 de junio de 2014

SPF30 Huile Solar Sublimatrice de SEPHORA /VS/ Photoderm Bronz SPF30 Bruma Invisible BIODERMA.

La evolución según lo abrimos del solar de SEPHORA frente al de BIODERMA.
Ya vengo con el VERSUS de solares en aceite que he utilizado el verano pasado. A ver qué os parece y cuáles resultan ser vuestras impresiones.


Es un aceite con SPF30 que resiste al agua.
Como todos los productos de la marca sin parabenos y apto incluso para las pieles más sensibles.
Enriquecido con aceite de monoï y un alga dorada para nutrir y sublimar la piel.

El complejo Bronz es un estimulador de la melanogénesis para conseguir un bronceado natural de mejor calidad, más intenso y uniforme durante más tiempo.
No contiene alcohol y es apto para pieles sensibles.
Acabado ligero y satinado, nos indican que no deja residuo blanco (cierto es un aceite, ilógico sería) ni pegajoso (o es otro el que yo he probado o no veo yo esto…jeje).
Sirve incluso para el cabello y para facilitar el peinado.
Toda la línea Photoderm de la marca tiene la *patente BIOprotección celular®, combinación única que consigue prevenir el fotoenvejecimiento cutáneo y proteger el ADN de la piel, proteger las células Langerhans y activar las defensas cutáneas naturales frentes a los UV.



Vamos al quid de la cuestión, mi opinión.
Cuando probé por primera vez el de BIODERMA me pregunté donde estaba eso de “se absorbe al momento sin aspecto graso” porque me quedé bastante pringadilla de aceite. Con su uso le cogí un poco el truco a la hora de aplicarlo pero aún así es aceitoso, me parece el clásico solar en aceite por lo menos de los que yo he utilizado, siempre de alta cosmética, ¿quizá los de gran consumo son aún más grasos? No lo sé pero ya me diréis si habéis probado este y alguno de una marca típica y es así. No es muy práctico si vas a hacer recados y quieres echarte un solar para evitar los daños nocivos del sol y de paso broncearte de una manera saludable. Según te vistes es casi como ensuciar la ropa, vamos que la pringas por poco que uses y por bien que lo extiendas, no es por tanto, un aceite seco.
Por lo demás yo lo dejaría pues para la piscina o playa, aunque en este último caso no se yo qué tal se llevaría con las arenas, me da que nos volveríamos estatuas de arena andantes, jaja.

A la derecha el de SEPHORA, a la izquierda el de BIODERMA.
En cambio, el solar de SEPHORA hasta me sorprende que lo consideren aceite porque me sorprende su textura megaligera, no es que se absorba al momento, es que prácticamente no tiene nada que absorberse porque es como agua con SPF. Impresionante. Poco más que decir a su favor porq
ue es justo lo más importante desde mi punto de vista, que no se nota que lo llevamos y que aún por encima, nos deja la piel con un toque satinado muuuy sutil, de agradable aroma que si ya estamos un poquito bronceadas (o mucho claro) nos potenciará el efecto de una piel perfecta y si tenemos algunas imperfecciones en la piel las disimula ópticamente.

En cuanto a la protección, que siempre es lo más importante en un solar, ambos son perfectos como era de esperar, ya es cuestión de texturas elegir uno u otro.

El de BIODERMA la marca nos indica expresamente que podemos usarlo en el cabello y el de SEPHORA no nos dice nada, contiene alcohol, pero desde mi punto de vista cualquier solar con esta textura es apto aunque a veces si tenemos el cabello seco nos potencie algo más este efecto. Creo que es cuestión de usar mascarillas reparadoras especialmente en verano que ya sólo con el sol se daña. Porque sólo encuentro en el mercado dos tipos de solares para cabello, o el que engrasa que da asco o el que reseca, pero me quedo con este último que al menos podemos reparar con una mascarilla y con cuidados diarios.

No puedo decir otra cosa que lo único malo que tiene el de SEPHORA es su tamaño (150 ml.) porque de lo genial que es (y lo bien que huele) no te importa renovarte si hace falta cada 10 minutos jaja. Y eso que yo no soy una megafan de aromas golosos pero es que es increíble como queda la piel de bien y de la sensación de cero producto en el cuerpo. Lo hace un indispensable de mis futuros veranos. Apto y fenomenal para cualquier momento del año, no deja residuo (me repito…) y tiene un aroma perfecto.

SPF30 aceite sublimador protector de SEPHORA.
Precio: sobre 20 euros.
Cantidad: 150 ml.
Puntuación: 7 sobre 10.

Photoderm bronz SPF30 Bruma invisible de BIODERMA.
Precio: 16,90 euros este SPF, cuentan con el solar de SPF50 con un precio de 19,90 euros.
Cantidad: 200 ml.
Puntuación: 5 sobre 10.



¿Habéis utilizado alguno de estos dos solares o ambos? ¿Qué os han parecido, content@s?


*Patentes: eso que las marcas pagan pero simplemente es cuestión de tener dinero, que tenga un producto una o mil patentes no significa nada hoy en día ya que si uno quiere puede casi todo patentarse y es un poco marketing aunque no le resto credibilidad a la eficacia de las mismas.

4 comentarios:

Móni_Mar (La Caja Sorpresa) dijo...

y en un primer momento pense q te ibas a quedar con el de bioderma.... de momento tengo uno para empezar que me lo regalaron a finalesdel verano pasado y esta sin abrir! luego ojeare el de sephora en tienda a ver q tal...
besos

La Gata con Botas dijo...

Tomo nota del de Sephora, este verano caerá!

Besos

Mareas. dijo...

Pues apuntadooo queda el de sephora porque busco algo asi, protección pero sin parecer que tengo un kilo de producto sobre la piel.
Un beso.

Diana entrebrochasypaletas dijo...

El de Bioderma lo uso para paseos y normalmente en las piernas... en su día también dije eso, en la playa con él una auténtica croqueta : )