lunes, 31 de marzo de 2014

NUXE I.

¡Buenas a tod@s!
Después de ochocientos mil meses desde que fue la presentación de la nueva línea de NUXE yo redacto la entrada pertinente con un collage de fotos del evento en el que aunque estuve un ratillo largo (ya que me tuve que ir corriendo que cogía un avión) disfruté como una niña del mismo. Me encantó conocer en persona a muchas con las que mantenía contacto a través del blog y las redes sociales, y volver a ver a otras personas que ya hacía que no coincidía con ellas. Que me lo pasé bien vaya xD.

Y, por supuesto, gracias a lo que es el grupo de prensa Marina Ruiz por haberme invitado al evento, después de muchos mails con invitaciones a distintos eventos por fin pude acudir a uno que coincidía con una breve visita a la capital.
También, gracias a las personas de NUXE que acudieron al evento para presentarnos la nueva línea preventiva de la marca facilitándonos los productos de la marca para testarlos y opinar sobre ellos, que es lo que hoy vengo a escribir.

He utilizado varios productos de la marca con lo cual voy a opinar sobre ellos por si os sirve a la hora de adquirirlos o no.

Es un agua micelar con aroma a rosa bastante marcado (abtenerse aquellas que no os guste este aroma, a mí no me encanta y me costaba usarla aunque se evapora rápidamente), muy suave y que desmaquilla en su justa medida, es decir, maquillajes muy elaborados cuesta un poquito más y para los ojos no es muy efectiva aunque supuestamente sirva para ellos, fuera de que hay que tener cuidado de que no entre producto en ellos que sino pica algo.

jueves, 20 de marzo de 2014

Di adiós a los brillos y poros abiertos con Pores No More de DR BRANDT

¡Muy buenas! Hoy por fin estoy aquí para presentaros una de las joyitas más preciadas de mi neceser, un producto imprescindible para mi, casi desde la primera vez que lo apliqué porque los resultados ¡¡Se notan!!



Pores no more de DR BRANDT es una prebase para aplicar después del tratamiento habitual, pensado para que las pieles mixtas o grasas puedan controlar los brillos durante horas y ayudar a disminuir el tamaño del poro, normalmente dilatado en este tipo de pieles.
Además, ayuda a regular la glándula sebácea, controlando la producción de sebo a la larga y por lo tanto, el tamaño de los poros se verá mas fino no solo ópticamente mientras el producto está aplicado en la piel, sino que va a actuar como un tratamiento y no como una simple prebase más.

El envase es un tubo alargado con un dosificador, muy práctico  (aunque con el tiempo se me terminó fastidiando jajaja) y he tenido que abrirlo y guardar lo poco que me quedaba en otro frasco para aprovecharlo!! (Espero que la mala suerte haya sido solamente mía, jaja)

He de destacar que mi piel es grasa, pero se deshidratada fácilmente teniendo que utilizar cremas que me hidraten en profundidad y que a veces me sacan brillos, algo que no me preocupa en absoluto, pues aplico una fina capa de Pores no more y ¡¡Se acabo el problema!!




La textura, de entrada, no parece una prebase común de textura siliconada, sino una mousse, de color marroncito claro (parecida a la conocidísima Porefesional de BENEFIT, pero mucho más densa) y no deja color en la piel una vez aplicada en el rostro.
Se puede utilizar encima de la hidratante, sin necesidad de maquillarse, pues la piel se verá más lisa, el poro muchísimo más fino y ¡ni un sólo brillo! GARANTIZADO.


Los resultados tras su aplicación para mi son asombrosos: mi piel queda super lisa y suave, cero brillos durante horas, el poro se ve mucho menos marcado, hace como un efecto relleno y el maquillaje se extiende muchísimo mejor y es mucho más duradero.

Desde que utilizo este producto, he dejado de utilizar cremas matificantes para controlar los brillos y que muchas veces se me quedaban cortas de hidratación.
Ahora, me arriesgo con cremas más untuosas que me dejan la piel más confortable y aunque me den algún brillo, se que aplicando este producto a continuación, éstos desaparecen ¡¡Como por arte de magia!!

Para mí, el punto más favorable en comparación con otros productos similares es la duración de los resultados, pues pese a que en época de verano sudamos más, los resultados siguen siendo buenos y se mantienen durante horas. Así que apostaría por él incluso en climas cálidos.
Considero que cumple a rajatabla lo que promete, se merece un 10... La única pega que le pongo es que se me ha estropeado el dosificador (aunque voy por el segundo frasco y de momento, no me ha vuelto a suceder) y el precio, que de asequible tiene poco teniendo en cuenta los tiempos que corren.
Lo recomiendo encarecidamente para todas aquellas personas con piel grasa o poro dilatado. ¡Repito y repetiré con él! Eso seguro.

Podéis encontrarlo en exclusiva en tiendas Sephora o en los espacios de Sephora de El Corte Inglés.

Cantidad: 30ml (que dan para muuuuuucho!!)
Precio: 48,50 euros.
Nota: 9,75 sobre 10.

lunes, 10 de marzo de 2014

Necesidad y no edad.

Día festivo. En mi cabeza fluyen las palabras y no paro de pensar en unos comentarios anónimos que hace unas noches leí en Analizando la Bloggosfera (dudaba si seguiría existiendo el blog y comprobé felizmente que sí xD). Me decido a levantarme y sentarme ante el ordenador para redactar esto para el blog, es muy temprano para que yo un día festivo me levante pero las ganas vencen a la pereza, luego si eso ya me volveré a cama, tengo todo el día para mí misma, es martes de carnaval.
Los comentarios en cuestión no dejan a la luz otra cosa que uno de los problemas actuales todavía de la sociedad española respecto a la cosmética, la edad. El comentario en cuestión que me viene a la cabeza es uno en el que se critica a chicas (en general bloggers claro) sobre el uso supuestamente inadecuado de cremas a los 20-30 años cuando son cremas de tratamiento o precio más adecuadas para alguien de 50 años. Pamplinas.

¿Qué manía tenemos aquí de indicar para qué edad es cada crema? Me enfada bastante el tema, o me apena-decepciona, denota pues no saber realmente no saber de lo que se habla.
Un tratamiento para una piel no se usa por la edad que tengas sino por la NECESIDAD. Porque una persona de 50 años puede que sólo necesite o quiera (que son dos cosas distintas) hidratación y protección –solar- que sería lo mínimo desde mi punto de vista ya que es la mejor prevención para evitar una piel desgastada. Pero puede que alguien de 20 por genética (que por si no lo sabéis la genética sólo nos influye un 30% en la actualidad, no olvidemos los hábitos alimenticios, el ejercicio y muchas cosas más como el estrés, la polución… nos oxidamos…) o porque pestañea mucho, motivos reales; necesite un contorno de ojos más avanzado y más caro (que no lo caro es lo bueno sólo ¡eh!) que su propia madre, o que si yo con 20 años me he pasado mi infancia torrándome al sol en mi pueblo que tiene microclima pues tengo tales manchas en todos lados que necesite X tratamiento despigmentante y aclarador de una marca a pesar de que tiene también fuertes componentes antiarrugas.

lunes, 3 de marzo de 2014

Mi prebase de rostro favorita: That Gal de BENEFIT.


¿Qué tal?
Creo que he tardado demasiado en hablaros de mi prebase de rostro favorita así que no me retraso más. Es la That Gal de BENEFIT.

La he estado usando los últimos dos años continuadamente y es que estoy encantada con ella.
No sé si habré comentado alguna vez o no que tengo un problema habitual con muchas prebases que he ido utilizando en mi vida, a la mínima me provocan granos internos, culpa de la tendencia acneica de mi piel, con lo cual no puedo usar cualquier prebase del mercado ya que la probabilidad de que me suceda eso es alta; en cambio, con esta desde el primer día genial.
De textura aterciopelada y con un ligero tono rosado nos disimula pequeñas imperfecciones y la apariencia de poros abiertos, aportándonos además luminosidad a la piel. Lo que más me gusta de ella es su versatilidad, en vez de utilizarla como primer paso del maquillaje directamente la mezclo con la base fluida que esté usando en esos momentos y así pasamos de dos pasos a uno, comodidad sin duda, sin por ello dejar de lado que nos dure más el maquillaje que sería, por supuesto, la razón principal de una prebase.
Aquí se aprecia el tono rosado del producto, 
que al contacto con la piel es inapreciable.
Yo la uso también esos días que no me apetece maquillarme pero que quiero verme la tonalidad de la piel más unificada y luminosa, no hay inconveniente para utilizarla así, yo lo hago con varias prebases con algo de color y me encanta el efecto natural y translúcido que aportan a la piel.

El formato que tiene además es muy cómodo porque, en ocasiones, los dosificadores clásicos se tienden a dañar, y este directamente al ser de rotación va saliendo el producto justo y necesario sin dificultad.
E increíblemente contiene ingredientes de tratamiento que nos ayudan a calmar la piel, ya sea una piel con rojeces o una piel acneica. Es además, oil free (sin aceites), requisito indispensable para mi piel.

El pero que tiene el producto es el tamaño frente a otras prebases del mercado como las de MAKE UP FOR EVER por ejemplo, pero me gusta tanto que seguiré usándola encantada porque me dura bastante el producto en sí y, por supuesto, me aguanta mucho más el maquillaje.

Precio: sobre 34 euros.
Cantidad: 11 ml.
Puntuación: 9 sobre 10.

¿Y vosotr@s la habéis utilizado y os ha gustado tanto como a mí?