miércoles, 9 de septiembre de 2015

Madrid, la vida, el blog y la vuelta a los orígenes.

¿Todavía no perteneces al Club de Probador@s?
Click AQUÍ y
¡participa!


Viajes, trabajo, eventos y muuuucho sushi este año aquí.
A raíz de tantas entradas que he ido leyendo hace meses de las bloggers que sigo soy yo la que escribo y me replanteo esto, de nuevo...

Tantas veces que uno se replantea qué hacer, hacia dónde seguir si es que se sigue claro.

Quizá sólo necesito vacaciones y respirar, mis vacaciones comienzan ya y son tremendamente deseadas... porque no son unas vacaciones de cualquier tipo, es el regreso a esos orígenes, el regreso a un lugar que marcó un antes y un después en mi vida.

¿Será que al volver vendré con las pilas tan cargadas como para retomar esto con las mayores ganas del mundo? o quizás diré un "Hasta aquí hemos llegado".

Admito que no tengo tiempo, y el poco que tengo me lo paso desconectando del mundo o leyendo noticias, sí, es una estupidez supina pero estoy enganchada a un diario de noticias electrónico y me sé la actualidad que nos quieren mostrar al dedillo...jaja.
También duermo, y mucho, me gusta y descanso.
Después de unos meses de verano intensos, muchas novedades, minicambios, horarios para mí pelín infernales sin ni siquiera saberlo... estoy agotada.
Tampoco es que el cuerpo me pida vacaciones como tal pero sé que volver me vendrá bien.

Madrid no me ha sentado bien a mi vida, lo admito. No me apasiona ni me gusta.
Por suerte aunque los comienzos fueron difíciles no por la ciudad en sí sino por la gente que me rodeaba, he ido conociendo personas que han supuesto una inflexión para que me gustase más esto.
Vine por dos motivos y los dos motivos me son tremendamente gratificantes.

Amor y trabajo. Trabajo y amor.
En el amor pues ¿qué voy a decir si ya no me separan 500 km como antes...? Obviamente es reconfortante que no haya distancias.

Trabajo... el comienzo costó algo pero sabía que en este aspecto todo tenía que ir mejorando y mejoró. Mucho... grandes oportunidades. Conocer a gente que ha supuesto muchas alegrías. Mucho apoyo de quien hay que tenerlo, compañerismo, amistades... Estaba difícil superar el nivel de Ourense y aunque cada lugar tiene sus cosas buenas y malas, las buenas sensaciones que he sentido aquí son también incomparables a las que sentí en mis comienzos.
Cierto es que trabajo 10 horas más y se notan... tengo menos tiempo libre por mucho que libre domingo y lunes, porque los lunes me los paso de marmota jeje.
No se han hecho para mí tampoco los horarios continuos, sufro mucho esas semanas de 6 días de trabajo y no 5...

Pero me falta algo... he conocido gente la hostia de buena pero, echo de menos mucho lo que había sembrado en Ourense, no digo en Ferrol porque en Ferrol no se sembró nada real. Echo de menos Ourense, la ciudad, la alegría que me transmitía levantarme en un lugar con la temperatura perfecta, el ambiente perfecto, las tiendas, sus calles, su sol, su lluvia... pasear sola me relajaba y aquí pasear sola me aburre.
Tiendas y más tiendas sí, pero eso, sin vida. Gente que no me transmite mucho más.
Y sinceramente no creo que sea porque es una gran ciudad porque esto es algo que siempre he sentido aquí, de viaje, de paseo... y jamás en Barcelona...
Necesito multiculturalidad y por mucho que me lo digan (que por cierto nadie me lo dice) yo eso no lo veo ni lo siento.


No sé cuánto durará esto la verdad pero yo sigo hacia adelante pero a veces dudo si seguir adelante con este gran proyecto, me daría pena dejarlo después de 5 años y medio... 5 años y medio de blog que han sido intensísimos. Con épocas muy bajas, 21 entradas sólo en 2014 y otras tan intensas como 164 en 2011... Este año ya llevo más que el año pasado así que tengo la esperanza de querer retomarlo con fuerza e ímpetu.

También he tenido momentos raros, personas que me han reconocido de foros en los que antiguamente participaba pero que luego cuando he comentado de quedar a tomar algo ha sido como oír llover sin más... siempre he sido muy sociable, aquí o allí pero es que, perdonadme, pero aquí la gente no es que vaya a su bola, es que sólo miran a su ombligo y no disfrutan...
Menos mal que tengo a Vero (de mi amado foro vogue), a Silvia -mi coblogger-(que la conocí en el trabajo y luego retomamos amistad vía facebook), a Reich (de mi vogue querido), a Mar (que me reconoció ggracias al blog en la tienda que trabajaba) y a tantas personas más relacionadas con el blog-foro que han estado y seguido ahí.
Aún recuerdo aquella cena con Pitty diciéndole que ansiaba trabajar en esa tienda y que, justo al día siguiente esa oportunidad se me presentó de sopetón...
Naturalidad... sin desconfianza... es lo echo de menos.


Si alguien que me lea es de Madrid y le apetece conocerme tiene mis puertas abiertas. Me encanta conocer gente con mis mismos gustos y me encantaría el día que me vaya de esta ciudad no llevarme el mal recuerdo de que era todo el mundo cerrado, sino abierto a aprender y a avanzar.
Parece un grito desesperado y no lo es, pero es que me llama demasiado la atención eso... el egocentrismo que observo continuamente...
Me gustaría que mi visión cambiase pero no es sólo cosa de mí misma sino de los que me rodean.

Por lo pronto deseo volver renovada con nuevas ganas y fuerzas para seguir avanzando en mi escritura...

Para aquell@s que todavía no habéis salido de vacaciones como yo os deseo un feliz septiembre, ¡a evadirse se ha dicho! jeje.

6 comentarios:

Pigmentation Tex dijo...

Yo ya no estoy en Madrid, te escribo desde el lejano Buenos Aires ;) Pero soy madrileña de corazón y la verdad me sorprende leer tus impresiones, para mí Madrid es una ciudad tan llena de vida, con mil cosas que pasan cada día, gente distinta conviviendo unida por esos hilos que nos unen a todos los madrileños...el Metro de Madrid ;P Sí es cierto que es una ciudad de contrastes (como toda gran urbe y todo en realidad), muy gris a veces pero también no sé, muy, muy dinámica, es una mezcla rara. Lo que está claro es que Madrid tiene su propia identidad, no eres la primera persona que conozco a la que no le gusta. Yo últimamente he pasado varias experiencias migratorias en países distintos y te puedo decir que los comienzos son duros porque de repente uno anda perdido y no se entera de las reglas del juego social, muchas veces pasa que uno le da significación a cosas que en la cultura nueva tienen otra y cosas así, hay que aprender a gestionar las expectativas que tenemos. Pero mi consejo es que aprendas a maravillarte de esas diferencias (aunque muchas no te gusten un pelo, otras sí y así...) y de ver cómo las personas viven de formas distintas en sitios igual no tan lejanos (¡o lejanísimos!) en vez de dejarse agobiar porque uno no entiende o porque no es lo que a uno está acostumbrado o simplemente porque no te gusta, ¡algo habrá de bueno entre tanta peña y en esa pedazo de ciudad! ¿no? Además Madrid es una ciudad de gente de todos lados, tiene muchas historias. Yo creo que sí somos un poco "individualistas", tiene un lado un poco salvaje en ese sentido pero sobre todo somos muy directos, hay otras zonas donde el juego social es como más "meloso"; yo eso es algo de lo que me di cuenta al salir de Madrid, pero eso también trae ventajas para algunas cosas (y desventajas para otras). Siempre hay grises vaya, ya sabes, hay que aprender a jugar y volver las diferencias oportunidades para uno mismo. En fin a mí Madrid solo de pensar en ella me da un cosquilleo en el estómago y una morriña inmensa, espero que sepas encontrar esas aristas de la complejidad que es Madrid que logren hacerte enamorarte un poquito de esa mezcla de rostros de asqueados-mañaneros en el Metro y la magia que lleva de Madrid al cielo. Y por el blog bueno, ya sabes, cuando se puede sí y si no yo creo que no se deja nunca la verdad. Cuando lo quieres dejar yo creo que simplemente ni te preocupa dejarlo o no. Yo tampoco tengo tiempo, y mi criterio es que si no lo hago con ganas y bien hecho no lo hago. Siempre habrá gente como yo leyéndote, no te preocupes :) PD: Para pasear nada de tiendas, vete al Retiro, o si te gustan, el Cementerio de la Almudena, etc. El estanque del Retiro con un buen libro, buena música y el solecito que da calor y arrulla es el mejor lugar del mundo mundial. Palabra de madrileña enamorada de Madrid :)

Marina_MdC dijo...

Entiendo tan bien lo que cuentas!! Por cierto, yo también soy de forovogue...y de Madrid...así que oye, igual hay que animarse!!

Besitos de caramelo

Maria Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Elena dijo...

Hola, Elisa!
Ya sé que a tì no te aportará gran cosa, pero la verdad es que yo también te echo de menos. Y estoy segura de que no soy la única orensana que lo hace 😊. Dejas mucho cariño por donde pasas, niña, y eso es algo extraordinario. Tienes que estar muy orgullosa de tì misma , como lo estamos de tì tus anteriores clientas y amigas. No lo olvides nunca.
Ya sabes que yo ahora vivo en Barcelona, y estoy muy a gusto aquí, así que cuenta conmigo para lo que sea si vienes por aquí.
Un beso, preciosa!

Diana entrebrochasypaletas dijo...

Eres auténtica y la gracia está en no perder esa esencia que te hacer ser quien y como eres. Ya sabes que compartimos las rachas de parón, desgana, quizá las mías menos frecuentes, pero igualmente con la cabeza dando vueltas...
Al final hay que pensar que estos rincones nos gustan, este rincón es el nuestro y jugamos con nuestras normas. Es inevitable que la vida te cambie, cosas buenas, no tan buenas, pero siempre se avanza.

Por mi parte, sigo esperando tus actualizaciones, aunque a veces tarde en leer siempre es un gustazo seguir viendo viejas caras conocidas por aquí.

¡Un besote!