lunes, 7 de septiembre de 2015

Phenomenal 2-3 week Tan Mousse de VITA LIBERATA (con extenso preludio ^^).

¿Todavía no perteneces al Club de Probador@s?
Click AQUÍ y
¡participa!



Estoy en la piscina un día sin apenas sol pero con buena temperatura. He bajado porque sé que habrá dos pelagatos y me apetece relajarme escribiendo para el blog aquí ya que desde ayer estoy inspirada…
Y escucho a una vecina que baja que saluda al socorrista y él la vacila porque apenas hace sol pero como todos los días ella acude a su cita (tostarse al sol). Ella le responde que tiene que aprovechar a  la mínima, que el moreno tiene que aguantarle por lo menos hasta una boda que tiene en octubre que ya después le es igual.
Y yo se lo comento a mi amiga Mar y decido sin más comenzar esta entrada contándooslo.

Por desgracia las bodas y demás eventos son las que en España tanto daño hacen a gente que considera que está más guapa morena, que no digo que no lo esté, yo si me veo mejor algo bronceada pero vamos, que no lo considero 100% básico.
Las bodas (entre otras cosas), repito, son las que han hecho estragos en las pieles de este país porque es lo que ha hecho que durante años mucha gente haya acudido al solárium en exceso, abusando vamos y, al final eso pasa factura, no sólo se convierten en tanoréxicos, no sólo eso.
No es algo que me motive especialmente ni entienda demasiado aunque sí puedo ponerme en la piel de ellos y de lo que les dirán porque a mí muchas veces me lo han dicho “Qué blanquita esta no te da el sol ¿o qué?” Y miles de frases del estilo.


Hace muchos años cuando vivía en Ferrol nunca me llegaba a broncear demasiado y mis piernas eran las más blancas del mundo, jamás las enseñaba hasta que mi vida fue cambiando y los complejos se fueron yendo o, por lo menos, no agobiándome con ellos. De adolescente siempre llevaba chaqueta para no enseñar mis pequeños brazos y ahora los tengo que me gustaría adelgazarlos jaja. Todos evolucionamos y debemos de hacerlo, es lo bonito de la vida imagino.
Hubo un verano, o más bien una primavera, de exámenes, que me bronceé muchísimo tomando el sol en mi casa, jamás en horas punta.
Tema escabroso donde los haya eso de permitir, al menos en las piscinas de Madrid comunitarias de edificios, que la gente tome el sol de 12-16 horas; incluso niños, no voy a comentar qué pienso de esos padres… pero soy muy crítica.
Al meollo, una primavera me broncee tanto que mis piernas nunca han vuelto a ser tan blancas como fueron; ni mi barriga, de siempre sólo broncearme la espalda a que ahora la barriga se me broncee más rápido… sinsentidos de la vida diría yo.
Luego cuando marché a Ourense pues ya no os cuento… para aquellos que no lo sepáis (que sois muchos los que me encuentro a diario que no lo saben) en Ourense hay una especie de microclima con temperaturas que no es la primera ni será la última que en verano alcanza la ciudad las máximas de España. Al sol fácil es llegar a los 45 grados o más y vamos que da el sol mucho y por mucha protección solar que uses te bronceas sí o sí aunque no quieras.

Pues ya no soy la blanquita de la adolescencia, se me activó la melanina hace años y recuerdo con añoranza en clase de estética que algunas de mis compis en pleno invierno flipaban con mi cuerpo blancurrio pero mis piernas morenotas todo el año…una cosa muy rara, será por mi tendencia amarillenta de la piel, no lo sé, pero a mí el moreno no me sube en exceso obviamente porque soy blanca de piel pero no rosada, pero es cierto que me aguanta mucho.
Pues que soy blanca pero me aguanta el moreno bien, además desde hace 3 años uso antes, durante y después pastillas para potenciar el bronceado y que la piel esté digamos más acondicionada para que esté permanezca y se establezca mejor. Tema que os tengo que comentar algún día también :)

Esto viene a cuento de que aunque me cuido la piel y me voy bronceando, unos años más, otros menos, suelo ir en verano a destinos de playa, en general alejados de España para evadirme del idioma; pues que aunque me cuido y me gusta estar bronceada sino puedo o me gustase verme en un evento mejor sin duda recurriría a los autobronceadores sin necesidad de tomar el sol como tal, que hoy en día los hay, muchos y muy buenos aunque el que se lleva la palma para mí, sin lugar a dudas, es la marca VITA LIBERATA.

Si el spray tan famoso de marca SEPHORA es la bomba (porque lo es) el de VITA LIBERATA ya es de otro mundo, jeje. He utilizado varios de la marca ya que han ido mejorándolos durante estos años desde que llegó a SEPHORA pero vamos, que como no os voy a escribir de todos a la vez os comento sobre el más vendido (y por algo será):

Una formato en espuma, que se seca con facilidad (¡2 minutos y perfectas!), que no huele al típico autobronceador (complejo Odour RemoveTM) a y que dura ¡HASTA 3 SEMANAS!
Sí, lo que digo, ¡hasta 3 semanas!
Dura tanto tiempo gracias a sus ingredientes orgánicos e hidratantes combinados con la tecnología de mantenimiento de la humedad para que el color se vaya de forma progresiva.

Es difícil de creer hasta que lo ves la verdad pero es así, he visto que el boca a boca ha funcionado muchísimo este verano e imagino que es un producto que seguirá vendiéndose durante todo el año por sus espectaculares acabados.

La forma de aplicarlo es sencilla, primero debemos exfoliar la piel, y lo suyo es que lo hagamos de noche, básicamente porque no debemos mojarnos la piel durante 6-10 horas para que se oxide a la perfección subiendo la intensidad de nuestra piel.
Exfoliamos y aplicamos con la manopla de la marca para que sea más sencillo. La manopla además nos ayudará a no echar producto de más en las zonas siempre más conflictivas (codos, rodillas, tobillos…), yo directamente con los restos del producto que quedan en la manopla los paso por esas zonas.
Según lo aplicamos no es necesario hidratar al instante como otros productos del estilo, pensad que lleva aloe vera entre otros ingredientes así que nos hidrata la piel la propia espuma autobronceadora.

Actualmente esta mousse está llegando en envases que indican que es para cuerpo pero que sepáis que está testado también en rostro y en los próximos meses irá llegando con ese indicativo también.

CÓMO ELEGIR LA TONALIDAD.
Ø  Si somos blancas y no estamos bronceadas y queremos por tanto, subir la tonalidad utilizaremos Dark para que se oxide en la piel y suba la intensidad.
Si somos blancas pero estamos algo morenas y solo queremos sublimar nuestra piel utilizaremos Medium.
Ø  Si somos morenas y queremos subir intensidad mucho usamos Dark y si solo queremos sublimar Medium.

Lo normal es usar las pieles blancas Dark y las pieles bronceadas o  morenas de por sí Medium.
Yo he usado ambos y sin duda, si quieres subir tonalidad hay que usar Dark. Aunque Medium ligeramente también aumenta algo el tono.

Me da vergu enseñar así las piernas pero bueno creo que la entrada lo exige, el antes y el después, diferencia de un día entre las fotos para que se vea con una aplicación el tono Dark lo que sube, según seguimos usándolo va subiendo algo más.

El color que queda de la piel es natural y la aplicación gracias a la manopla es genial. Queda la piel muy pulida y es que no me ha quedado mal en ninguna zona, ni las más conflictivas, os lo juro. Y mira que he usado autobronceadores de distintas marcas, en todo rango de precios, y tanto el color como el efecto conseguido con esta marca es que está a años luz de las demás que había utilizado. Genial la marca, la verdad. Y lo mejor, sin duda la duración y el aroma que no huele al típico autobronceador que muchas veces me mareaba de tanto aroma… no conseguía dormir bien y no es broma… jeje.


Precio: 39,90 euros.
Cantidad: 125 ml.
Puntuación: 9,5 de 10.

¿Conocéis la marca? ¿Habéis utilizado alguno de sus productos? Yo sé que seguiré repitiendo con ellos porque son difícilmente mejorables.

1 comentario:

Redlips Makeup dijo...

Hola guapísima, que tal?
La verdad que se nota bastante el antes y el después! Yo he probado estos productos y me queda la piel con un coló raruno, un verdoso amarillo... No sé no me termina de gustar, pero es que yo con los autobronceadores no soy muy amiga!!
Tienes razón que las bodas han echo estragos en muchas pieles, la gente se piensa que ir de morenaza va más guapa, o más elegante... Qué cada una, ira más cómoda como ella crea... Pero bueno, yo al final voy con mi blanco nuclear a todas partes, jejej y en el fondo me gusta... :)

Besos!