lunes, 6 de junio de 2016

VITA LIBERATA: Aceite seco autobronceador SPF50 de Marula.

¡Buenas!
¡Cuánto tiempo eh!
Siento estar tan out de todo pero desde que cambié de trabajo me ha costado lo mío estabilizar horarios y demás... quizá también han cambiado mis preferencias... :)

Hoy os vengo a hablar de un autobronceador en aceite seco que además nos proporciona protección solar alta, un SPF50 ni más ni menos.

Para aquellas personas que no conozcáis la marca, VITA LIBERATA nace con el ansia de su creadora por conseguir un autobronceado duradero y natural, huyendo de esas tonalidades anaranjadas típicas a las que estábamos acostumbradas hasta no hace muchos años.
Además, intenta que sea lo más natural posible (cuenta con el sello Ecocert) y que no tenga aroma al típico autobronceador (suelen apestar, lo sabréis aquell@s que hayáis usado en alguna ocasión este tipo de productos).


Yo uso productos de la marca desde hace años y me encantan los resultados, son los únicos autobronceadores con los que controlo bien cuánto echar y con los que me quedo bien autobronceada sin ronchones.
No es que sea infalible porque realmente los ronchones no se deben a los productos en sí, en la mayoría de ocasiones son por la mal aplicación. Zonas más inaccesibles siempre son más difíciles que queden perfectas, pero con esta marca hay trucos perfectos para que esto no suceda.
¿Cuáles?
Para mí lo genial es que podemos usar sus autobronceadores como efecto maquillaje para un evento concreto, si nos duchamos se retira el autobronceado.
Pero... sólo si lo retiramos antes de las 8 horas después de que nos hayamos autobronceado, es decir, si yo no me ducho en las próximas 8 horas al autobronceado ya este se instala en mi piel, por así decirlo, y ya consigo por unos días ese moreno caribeño ansiado :)



Además su manopla aplicadora consigue que ahorremos en producto y no nos ensuciemos.
Yo lo que hago y recomiendo es echar el producto en la manopla, extenderlo en movimientos circulares por las zonas que desee autobroncear y después con lo que queda de producto en la manopla, ya sin coger más producto, dar en las zonas más rebeldes como codos, tobillos, rodillas, sólo pasándolo ligeramente porque no queremos que en esa zona se quede demasiado oscura la piel ¿no?

Por otro lado me encanta que te dé algo de color según lo usas ya que eso facilita que veas dónde lo has aplicado y no sea necesario insistir.

Producto sin agitar :)


A la izquierda recién extendido, sube el color instantáneamente.







Por otro lado una vez que pasan 8 horas y toca ducharse adoro que las zonas donde hayas dejado exceso de producto en vez de adherirse a tu piel y deber de exfoliar para perfeccionar, el exceso se retira con agua con gran facilidad para que la piel se vea perfecta y uniforme.

El tema del aroma es cierto que quizá lo más difícil de conseguir, es complicado. La marca cuenta con una tecnología para que el aroma a clásico autobronceado no exista, pero aunque en comparación con otras marcas es el más ligero, algo sí huele sobretodo durante la noche (yo es cuando suelo aplicármelo para que pasen esas 8 horitas activándose el DHA) que un@ está más relajada y con el calor corporal es como que se acentúa.
Aún así, es el autobronceador que menos huele de todos los que he usado, que son muchos, y no todos huelen igual de la misma marca, las Mousse tienen menos aroma, que por ejemplo, este aceite seco.

No veo más que ventajas como decía una excompañera mía :)

Qué foto menos perfecta... pero el caso es que se aprecie el bronceado después de 3 días de haberlo aplicado :)


Para mí las diferencias a resaltar del aceite seco de Marula con SPF50 frente a las clásicas Mousse Autobronceadoras 2-3 semanas de la marca son:
- La textura varía, cunde más el aceite (va a durar más).
- El aceite resiste menos en la piel, no pretenden engañar tampoco ya que no indica en el packaging como los otros que dure 2-3 semanas. Dura los clásicos 3-4 días habituales de los autobronceadores.
- Es algo más fácil desperdiciar el aceite ya que lo absorbe más la manopla de aplicación, aún así, insisto cunde más este producto.
- El aplicador es diferente, el aceite seco de Marula tiene un aplicador más incómodo que la Mousse, pero más lógico dado que es aceite.
- El envase, imagino que para proteger mejor la composición el aceite sseco viene en un envase de cristal.
- Tiene un alto SPF que si somos muy blanquitas es genial para bajar a la piscina esos primeros días de verano y no vernos tan sumamente blanquísimas ¿no? jeje.
- El aroma, algo más acentuado en este autobronceador que hoy os muestro.



Y las similitudes entre ambos autobronceadores son:
- Textura que se seca al instante, podemos vestirnos y con gran resistencia en la piel.
- Fácil aplicación, si nos pasamos en alguna zona echando de más no se adhiere esa capa más superficial y cuando vamos a ducharnos se retira quedando el color uniforme.
- Ambos productos tienen una base natural que sólo con echar una ojeada a sus ingredientes observamos.
- No necesitamos hidratar previamente la piel pero sí, como con cualquier autobronceador sí necesitamos exfoliar perfectamente la piel para que quede uniforme.

¿Con cuál me quedaría?
Creo que queda claro que me quedo con la Mousse y es con la que pienso volver a repetir, recordad que cada uno tiene que valorar que textura le agrada más y qué efectos y duración deseamos en nuestras pieles.


Os paso link de la entrada que escribí el año pasado sobre la Mousse autobronceadora de cara y cuerpo Phenomenal 2-3 Week Tan de VITA LIBERATA.

Aceite seco de Marula SPF50:
Precio:  39,90 euros.
Cantidad: 100 ml.
Puntuación: 8 sobre 10.

Manopla de aplicación:
Precio:  6,90 euros.
Cantidad: 1 unidad.
Puntuación: 9 sobre 10.


Espero os haya gustado la entrada :)

2 comentarios:

Mareas. dijo...

Tiene buena pinta¡¡¡ y ademas con ese factor de protección tan bueno.
Un beso.

Gaia Vlog dijo...

¡Muy buenas bonita!
La verdad es que me ha llamado mucho la atención este aceite, no lo conocía y tiene una pinta muy buena! Muchísimas gracias por el post y por darnos tu opinión.
Un abrazo enorme ;) x